jueves, 11 de junio de 2009

UN OBJECTIVO CONSEGUIDO.


Hoy es la fiesta de graduación de mi hijo David, hoy es un día muy especial.
Después de casi de 10 de conocer a través de un mal diagnostico, realizado por una psicóloga del centro educativo donde estudiaba David, según la susodicha profesional, David, estaba abocado al fracaso escolar, lo que necesitaba mi hijo, era que yo dejase de trabajar y le dedicara mas horas, pues tenia una falta de estima y dedicación por mi parte, dado que estaba en la etapa donde se identifican con la madre.
Podéis imaginar mis sentimientos en ese momento? La culpabilidad que sentía como madre trabajadora, y el dilema que aquella buena Sra. Acababa de poner en mi vida.
Pero como todo en la vida, las cosas suceden por algo, y ese mal diagnostico, o tal vez, ese diagnostico limitado a los pobres conocimientos de la profesional, hizo que me motivaran para averiguar que le pasaba a David.

Mi hijo era un niño espabilado, con razonamientos estructurados y si, con un fuerte carácter e ideas clara para su edad, tozudo, y a veces con rabietas, yo no podía entender que me dijera su tutora, que no avanzaba en el colé, que su letra la cual había comenzado a utilizar, fuera pésima, sus dibujos de un niño de dos años mas pequeño, y que le costara mucho aprender las tablas de multiplicar.
Un día por casualidad leyendo la prensa dominical, había una entrevista a una psicóloga, no recuerdo su nacionalidad, pero no era Española, y había venido a BCN, para hacer una conferencia con la Fundación Adana, en el articulo del periódico, describía a los niños que padecían TDAH, y yo leyendo la prensa, exclame a mi marido, Joan.., este articulo describe a David.
Por suerte, todo es suerte en esta vida y eso lo he constatado mas tarde en las muchas entrevistas que he tenido con las familias de los afectados de TDAH, la pediatra que controlaba a David, sabia nada mas comentarle mis inquietudes, a quien me tenia que canalizar, para analizar si realmente había algún problema, y me canalizo a su marido, el Dr. José Artigas, Neuropsicólogo infantil, hay empezó la buena suerte de David, hay comenzó su análisis de diagnostico y hay fue donde me di de bruces con la realidad, padecía un síndrome denominado TDAH, ( trastorno de atención –hiperactividad), había muy pocos especialistas que conocieran el trastornó y casi ningún pediatra que ni siquiera conocieran que quería decir las siglas TDAH, veis la suerte de David?, su pediatra si sabia de que le hablaba, es mas, sabia que hubiera o no un trastorno, había que estudiarlo, y no dejar pasar el tiempo, esperando que el niño, “ madurara”, esa era una respuesta muy típica de los profesionales.
Desde entonces no dejamos de controlar a David, y hay fue, donde sin darme cuenta, me fui implicando en dar a conocer el trastorno, acudí a jornadas organizadas por la Fundación Adana, a grupos de padres, donde descubrí que el síndrome, no era culpa de nada ambiental, ni del estatus de los padres, ni de su condición religiosa, ni económica, descubrí que habían discrepancias en los colectivos de profesionales, había los que mantenían que era mentira que el trastorno existiera, que era un invento de los laboratorios, para vender medicinas, que habían otros profesionales que si sabían de su existencia y se habían molestado en estudiar que pasaba con los afectados, Adana tenia un listado con los especialistas que mas o menos entendían la problemática, y hay también estaba el Dr. Artigas, veis la suerte de David?, muchos niños no la tuvieron, muchos se han quedado por el camino, en el éxito escolar, una de las peores problemáticas que puede afectar a los niños.
Aquí comenzó mi lucha, hacer visible la patología, y constituí una asociación de padres de afectados, y puedo decir que es lo mas motivador que he realizado en mi vida, y además puedo decir y afirmar, que solos sin todos los profesionales, que nos han acompañado a lo largo de estos 10 años de trabajo en el día a día de David, hoy no celebraríamos su graduación.
Hoy también ha sido el último día de pruebas de selectividad, y no sabemos muy bien que resultado tendrá David, pero sea él que sea, solo puedo agradecer a todos aquellos que nos habéis acompañado en esta aventura, haciendo publico este escrito.

GRACIAS:
Dr. Josep Artigas, Dra. Esclusa, mis compañeros en la primera etapa de asociación, Mónica, Vicens, Farncecs, Kati, Eugenia, Silvia Nogue, Ana Gómez, mis compañeros en la actualidad en la asociación, Mª Elena, Feli, Jordi, y a los nuevos que llegaron de muy lejos, pero que con su granito de arena, hacen que sigamos avanzando, Luis Roberto Pavón, Karina, Ismael.
Publicar un comentario