sábado, 14 de enero de 2012

Oscar Wilde




La belleza es la única cosa que el tiempo no puede dañar. Las fiosofías se dispersarán como arena, las creencias se sucederán unas a otras como las hojas marchitas del otoño; pero lo que es bello representa un goce para todas las estaciones y una posesión para toda la eternidad.


Oscar Wilde

Publicar un comentario