sábado, 6 de noviembre de 2010

Hay días que me gustaría estar en la luna

 Pero no una “LUNA” cualquiera, una luna donde las personas vivieran en la “LUNA”, donde todos partiéramos de la base que la vida es corta, y partiendo de esa premisa, todos fuéramos amigos, solidarios, altruistas, felices,


Esta reflexión o más bien deseo, me lo ha inspirado una situación vivida hoy, una de las muchas situaciones que mi día a día me depara, y que me hace reflexionar sobre el género mal llamado humano, porque más bien a veces pienso que somos animales (con perdón a los animales), si hemos vistos documentales sobre su modo vivendi, ellos no siendo racionales, son fieles a su especie, a su grupo, a su clan.

Ya, yaaa, os preguntáis porque digo esto, verdad?, pues porque hoy he visto llorar a un Sr, de más de 70 años con una crisis de angustia, por el mero hecho de reclamar sus derechos, por el mero hecho de sentirse impotente ante ciertas personas que por dinero, son capaces de engañar, lastimar, e insultar .



Si, definitivamente me gustaría estar en la “LUNA”.



Publicar un comentario